CÁNCER DE MAMA




  • El cáncer de mama es una enfermedad en la que se forman células malignas (cancerosas) en los tejidos de la mama.


  • Nuestros genes, el estilo de vida y el ambiente que nos rodea, actúan en conjunto para modificar el riesgo de cáncer, ya sea para aumentarlo o para reducirlo. El riesgo de presentar cáncer en cada persona es una combinación de estos factores.


¿QUÉ PUEDO HACER PARA REDUCIR EL RIESGO DE CÁNCER DE MAMA?:

  • Restringe el consumo de alcohol: cuanto mayor sea el consumo de alcohol mayor riesgo de padecer cáncer de mama.

  • Cuidado con el sobrepeso y obesidad: un exceso de tejido adiposo sobre todo después de la menopausia puede elevar los niveles de estrógeno y aumenta la probabilidad de padecer cáncer de mama. Come mucha fruta y verduras, y limita el consumo de carnes procesadas.

  • Haz actividad física: realizar ejercicio de manera diaria te ayuda a mantener un peso saludable, y a su vez te ayuda también a prevenir el cáncer de mama. Según el Departamento de Salud y Servicios Humanos de Estados Unidos, recomienda un mínimo semanal de 150 minutos de actividad aeróbica moderada o de 75 minutos de actividad aeróbica intensa.

  • No fumes: existe un vínculo entre el tabaquismo y el riesgo de contraer cáncer de mama, especialmente en mujeres premenopáusicas.

  • Amamanta a tu bebe: se ha demostrado que la lactancia desempeña un papel importante en la prevención del cáncer de mama.

  • Evita exponerte a la radiación y a la contaminación ambiental: reduce tu exposición en la medida de lo posible a métodos de diagnóstico por imágenes como la tomografía computarizada.

- FRENTE AL CÁNCER DE MAMA NO APLACES TUS REVISIONES Y ACUDE AL HOSPITAL:

  • Detectar el cáncer de mama a tiempo mejora las expectativas de curación.

  • Se recomiendan visitas regulares a tu ginecólogo y la realización de mamografías periódicas.

  • Las AUTOEXPLORACIONES realizadas al menos una vez al mes pueden permitir la detección precoz de anomalías, por tanto se recomienda:

  • A partir de los 20 años: autoexploración mamaria UNA VEZ AL MES.

  • De 20 a 39 años: visitar al ginecólogo y citología cada TRES AÑOS.

  • A partir de los 40 años: visitar al ginecólogo, citología y mamografía UNA VEZ AL AÑO.

  • No pospongas la revisión si percibes:

  • Un bulto en la mama

  • Alteración de la superficie en zonas hundidas.

  • Retracción del pezón o de la piel.

  • Si aparece un ganglio axilar.


CÓMO RELIZAR UN AUTOEXAMEN DE MAMAS:

  1. Acuéstate boca arriba. Coloca la mano derecha por detrás de la cabeza, con los dedos del medio de la mano izquierda presiona suavemente la mama derecha, pero con firmeza y movimientos pequeños.

  2. Examina toda el área, yendo hacia abajo hasta las costillas y hacia arriba hasta la clavícula.

  3. Estando sentada o de pie, palpa la axila, ya que el tejido mamario se extiende hasta esa área.

  4. Presiona suavemente los pezones verificando si hay algún tipo de secreción.

  5. Ponte frente al espejo y mira si tus senos han sufrido algún cambio en la textura, como hoyuelos, abolladuras, o piel que luzca como cáscara de naranja.

  6. Observa la forma y el contorno de cada mama.