Día Mundial del Alzheimer

Actualizado: oct 20





¿Cómo ha afectado el Covid-19 a los enfermos de Alzheimer?

Primero que nada expliquemos qué es el Alzheimer:

Es un tipo de demencia que se da en personas mayores y que afecta gravemente la capacidad de una persona de llevar a cabo sus actividades diarias.

El Alzheimer comienza lentamente y lo primero que observamos es que se ven afectadas las funciones del cerebro que controlan el pensamiento, la memoria y el lenguaje.

El Alzheimer suele comenzar después de los 60 años. El riesgo aumenta a medida que la persona envejece. El riesgo es mayor si hay personas en la familia que tuvieron la enfermedad.



Una vez definido el Alzheimer, ¿ha afectado el covid-19 de un modo diferente a estos enfermos?


Vamos a compartir con vosotros las conclusiones de diferentes artículos publicados:


1.- La pandemia ha exigido seguir unas recomendaciones emitidas por las autoridades de salud pública para reducir la transmisión del SARS-CoV-2. Estas han sido la higiene de manos, el uso de mascarillas y mantener la distancia física de los demás y el autoaislamiento. Es posible que los pacientes con alzheimer no hayan podido seguir dichas recomendaciones y eso ha hecho que en este sector de la población haya aumentado el número de contagios.


Los ancianos con Alzheimer probablemente han experimentado una angustia adicional debido a la ausencia de los familiares que normalmente los visitarían, A esto hay que sumarle la falta de las actividades sociales y que durante la pandemia también han desaparecido las interacciones con otros residentes.


2.- Otra consecuencia de la pandemia es que el aislamiento y las medidas de prevención han aumentado el estrés en la salud mental y psicológica de los pacientes con Alzheimer. Se ha descubierto que este aumento del estrés psicológico acelera aún más el deterioro de la función cognitiva. Además este deterioro cognitivo empeora su sintomatología cuanto más prolongamos el confinamiento y también aumenta la angustia del cuidador.


3.- Los factores de riesgo de padecer un ovid grave son edad, obesidad, enfermedades cardiovasculares, hipertensión y diabetes mellitus. Estos coinciden con los factores de riesgo del alzheimer por tanto un enfermo de alzheimer que contraiga covid 19 probablemente tendrá un pronóstico grave de la enfermedad.


También hay que tener en cuenta que las personas con Alzheimer tienen más probabilidades de contraer COVID-19 que las personas sin demencia ya que su deterioro cognitivo y los síntomas neuropsiquiátricos dificultan el entendimiento y el cumplimiento de los procedimientos de protección. La dificultad que experimentan con el uso de la mascarilla o la imposibilidad de mantener el distanciamiento físico adecuado aumentan el riesgo de infección.


Este aislamiento social y la confusión que las medidas de prevención generan en el anciano con demencia hace que éste tenga un peor pronóstico que el anciano sin demencia.